Delegación Coyoácan, México, D.F. - Salvador Novo, personaje emblemático de Coyoacán
Inicio | Guías | Cultural | Salvador Novo, personaje emblemático de Coyoacán

Salvador Novo, personaje emblemático de Coyoacán

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

Fue un escultor del paisaje social e intelectual del siglo XX.

Fue el conflicto de la personalidad contra la costumbre. Relato de una Singularidad que llevó, a manera de nombre y título, Salvador Novo. 

Tras haberse mudado a Coyoacán, e ir y venir  terminó por sus calles, su andanza  siete décadas después, en el mismo lugar donde comenzó: la Ciudad de México. 

El niño que, nacido en 1904, creció con la Revolución mexicana, y -aún así- jamás confío en la Historia. El adolescente que se ocupó su homosexualidad.  El hombre que reviró el veredicto de su amigo, Xavier Villaurrutia, compañero de época, letras y profesión, cuando optó por no ser un mexicano silencioso, sino estridente. 

Pero fue, sobre todo, un escultor del paisaje social e intelectual del siglo XX. 

El recién graduado de preparatoria que asaltó la escena poética emocionado de abandonar la elegancia romántica, para instalarse en su cotidianeidad, orgulloso de la versificación epigramática que hacía de ella, sus coetáneos, como de sí mismo. 

Al tiempo que dibujaba el “ambiente” gay citadino, que el machismo provinciano no hubiera tolerado. 

Profesor, después, de dicha institución, el Conservatorio y de la Escuela de Arte Dramático del INBA. Cocinero por en su hogar. Abogado por la Universidad Nacional de México. Burócrata: Jefe de publicidad de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por fortuna quizá (aun cuando se burlara de aquellos que profesaban la fórmula del servicio público como igual a enriquecimiento (Jefe del departamento editorial de la Secretaría de Educación Pública, convencido tal vez, del ideal revolucionario vasconcelista; mucho más claro que el de los guerrilleros que acorralaron su infancia y casa en Torreón, en tanto pretendía alcanzar la libertad mediante la educación. 

Cronista de la ciudad en los periodos presidenciales de Cárdenas a Díaz Ordaz (“La vida en México"). Un clóset abierto, Novo era  intimidad a la vista. 

El extranjero en su propia tierra. No sólo por su poesía, si no por su estilo de vida desinhibida, casi funambulesca. Transgresor, que enfundando en una bata azul, salió a recorrer la urbe en “El taxi”. Fundador de la revista “Contemporáneos” en 1928. Apelativo con el cual se agrupa a pintores, músicos, novelistas y obviamente poetas de la época, a pesar de sus diferencias intelectuales-artísticas. 

De todos ellos, Salvador Novo fue la representación del dandi-humorista-vituperador. Bajado el telón, sin embargo, fue un mexicano: culpable por traidor a su sexo. Se declara contrario a su biografía por respeto a terceros .¿Deliberado o inevitable? A saber…, de lo que no hay duda alguna es de que Novo fue Autor de él mismo: su Obra maestra.

Etiquetado como:

Delegaciones, Salvador Novo, Delegación INBA, Delegación Coyoacán

Califica este artículo

5.00